Unai Emery disfrutó de una nueva experiencia, entrenando por primera vez en uno de los días más tradicionales del fútbol mundial, la tercera ronda de la FA Cup. Consciente de la importancia de esta competición en el fútbol inglés y especialmente, para los fanáticos del Arsenal después de haberla ganado en 13 ocasiones, el entrenador vasco puso sus mejores armas sobre el campo para enfrentarse al Blackpool en Bloomfield Road.

Cualquier síntoma de nerviosismo en los jugadores más jóvenes se alivió rápidamente con el temprano tanto del jugador de la cantera, Joe Willock. El talentoso centrocampista mostró su instinto para cazar un rechace tras el lanzamiento de falta de Aaron Ramsey y anotar el primero. No obstante, el Blackpool no se dio por vencido y tuvieron varias ocasiones, aunque Petr Cech logró salvar a los suyos. En una de esas, el propio Cech sacó rápido y Willock anotó al contraataque tras un buen pase al segundo palo de Alex Iwobi. La renta hubiera podido ser mucho mayor, pero Matland-Niles no pudo superar en el mano a mano al exguardameta de la academia del Arsenal, Mark Howard.

En la segunda mitad, el Blackpool salió a por todas y tuvieron varias ocasiones peligrosas, aunque el Arsenal resistió los envites de los locales. En los últimos compases, una buena combinación entre Maitland-Niles y Alex Lacazette acabó con un fantástico disparo de Ramsey. El tiro del galés fue repelido por el portero suplente, Christoffer Mafoumbi, pero Iwobi recogió el rechace y anotó el tercero y definitivo.

El Arsenal comienza así su andadura en la FA Cup con una victoria fuera de casa que los lleva a la cuarta ronda. Ahora, el equipo ya está centrado en el derbi de Londres, en el que se enfrentará al West Ham United en la Premier League.