El Arsenal tuvo un desplazamiento corto en el primer partido del sábado en la Premier League, el derbi del norte de Londres con mucho en juego en la carrera por los cuatro primeros puestos.

El equipo de Unai Emery tuvo un arranque rápido e impuso un ritmo alto con y sin balón. Alex Lacazette tuvo una ocasión a los dos minutos tras un pase desviado de Alex Iwobi que le llegó pero no pudo definir. Los Gunners la movían rápido y encontraban espacios para tocar con confianza tal y como lo demostró el gol de Aaron Ramsey en el minuto 16. Lacazette le puso un pase al espacio, justo dentro del campo del Arsenal, y el galés condujo el balón hasta dentro del área del Tottenham antes de regatear al portero y poner al Arsenal por delante. Lacazette no pudo aumentar la ventaja para el Arsenal tras una buena ocasión e Iwobi estuvo a punto de superar al portero tras un remate con rosca. Pero el Tottenham se metió de nuevo en el partido en los compases finales de la primera mitad, el Arsenal mostró una buena organización defensiva para mantener su ventaja. Bernd Leno también tuvo que salir al rescate con una fantástica doble parada a Eriksen y Sissoko.

El Arsenal mantuvo el ritmo alto en la segunda mitad, con los mediocentros cubriendo mucho terreno y desplegando mucha destreza en posesión. El Tottenham consiguió un penalti a favor que convirtió Kane en el minuto 74 para poner el empate para su equipo. El Arsenal respondió bien tras encajar un gol y fue el equipo que más fue en busca del gol de la victoria en los últimos minutos. Pierre-Emerick Aubameyang consiguió un penalti en los últimos instantes, pero lo paró Lloris y el partido acabó en empate a uno.

El Arsenal tiene la vista puesta en el partido de ida de eliminatoria en octavos de final a domicilio ante el Rennes el jueves.