El Arsenal regresó a la acción con el tan esperado derbi del norte de Londres en el Emirates Stadium. Unai Emery apostó por el once con el que consiguió su última victoria en la Premier League contra el Bournemouth. Al mismo tiempo, les avisó de que tendrían que estar concentrados los noventa minutos en todas las facetas del juego si querían lograr la victoria.

Los primeros minutos dejaron patentes el plan del Arsenal. El equipo salió con una marcha más que sus rivales desde el pitido inicial. Pierre-Emerick Aubameyang tuvo la primera oportunidad tras rematar un centro de Henrikh Mkhitaryan, pero su disparo se marchó por encima del travesaño. Y poco después llegó el gol de penalti cometido por Jan Vertonghen, que golpeó el balón con la mano. Tras el tanto, el Arsenal siguió jugando a un ritmo frenético y continuó buscando el segundo del partido. Alex Iwobi pudo anotarlo, pero Lloris realizó una gran parada. En un abrir y cerrar de ojos, el guion del choque cambió y Eric Dier igualó la contienda con un cabezazo inapelable. Y poco después, Harry Kane marcó el 1-2 desde el punto de penalti. Antes del descanso, Shkodran Mustafi estuvo a punto de empatar, pero su remate golpeó en el larguero.

Unai Emery dio entrada a Aaron Ramsey y Alexandre Lacazzete y el Arsenal no tardó demasiado en regresar al nivel mostrado en el primer tiempo. En el minuto 56, Héctor Bellerín puso un fantástico balón a la espalda de la defensa del Tottenham para Ramsey. El galés corrió la banda izquierda y puso en bandeja el empate a Aubameyang, que solo tuvo que definir ante Lloris. El gol les dio alas y el Arsenal se volcó con todo en ataque. Mustafi, Lucas Torreira y Sokritis tuvieron el tanto en sus botas, aunque Bernd Leno también jugó un papel crucial tras una gran intervención después de un error defensivo. Con todas las armas en juego, el Arsenal siguió buscando el tercero con insistencia y fruto de ello, llegó el premio. Ramsey recuperó la pelota en el centro del campo y asistió a Lacazette. El delantero francés se despojó de la presión rival con un buen movimiento y se sacó un disparo que acabó en el fondo de las mallas, Un gol que hzio estallar al Emirates Stadium. Y solo dos minutos después, Torreira selló la victoria, certificando uno de sus mejores partidos como futbolista gunner.

Una victoria inolvidable para Unai Emery en su primer derbi del norte de Londres. Ahora, el Arsenal se coloca en el top-4 y ya lleva 19 partidos consecutivos sin perder, teniendo en cuenta todas las competiciones. El equipo ya está centrado en el próximo partido del miércoles en el que se enfrentará al Manchester United en la Premier League.