El Arsenal jugó su último partido de la Premier League de la temporada en Burnley el domingo por la tarde.

Después del gran esfuerzo en la semifinal de Europa League el jueves por la noche, Unai Emery hizo varios cambios en su alineación inicial. El Arsenal tuvo un comienzo rápido y quedó claro que Pierre-Emerick Aubameyang estaba ansioso por continuar su racha inmejorable de goles. El internacional de Gabón golpeó el poste, tras un saque de falta de Henrikh Mkhitaryan en el minuto 4, una gran parada de Heston lo evitó.

El Arsenal no tardó en alcanzar gol que buscaba con ambición. Aubameyang mostró su estado de forma para aprovechar al máximo un error defensivo y anotó su trigésimo gol de la temporada en todas las competiciones. Y diez minutos más tarde, el segundo, gracias a una excelente volea. Su temporada ha sido excelenteby tras el partido recibió la bota de oro gunner 18-19.

El Burnley se metió en el partido y Bernd Leno hizo su trabajo al evitar el gol en un poderoso tiro de Barnes. Wood luego golpeó el poste para los locales. Más tarde, anotó el 1-2 Ashley Barnes. Pero el Arsenal quería acabar la EPL ganando y sin sufrir.

Así tuvo la oportunidad de matar el partido, ya que éste se abrió en los últimos veinte minutos; Mkhitaryan tuvo una volea salvada desde corta distancia y Aubameyang perdió una oportunidad para obtener su segundo ‘hat-trick’ de la semana. Al final, el joven Eddie Nketiah consiguió el tercero en el descuento para rubricar el 1-3. La escuadra de Unai Emery ahora se centra en la final de la UEL, el 29 de mayo contra el Chelsea.