El Arsenal volvió a la acción, esta vez en Anfield, para enfrentarse al líder de la Premier League, el Liverpool.

El equipo de Unai Emery comenzó bien el partido, buscando mantener la pelota y salir con el balón jugado desde atrás. De hecho, el primer gol llegó a los 11 minutos de juego, cuando Ainsley Maitland-Niles recibió un gran balón de Alex Iwobi en el segundo palo. El joven definió de maravilla y puso por delante a los Gunners. Sin embargo, tres minutos más tarde, el Liverpool había remontado con dos goles de Firmino. El equipo de Emery trató de responder y a punto estuvo de conseguirlo. No obstante, Mané anotó el tercero a la media hora de partido. Antes del descanso, Salah marcó el cuarto desde los once metros, después de que el colegiado señalara la pena máxima.

Firmino firmó su hat-trick con otro penalti en el minuto 65 y el partido terminó con 5-1 a favor del Liverpool. Ahora, el Arsenal buscará una reacción positiva en el próximo partido de la Premier League ante el Fulham, en el duelo del día de año nuevo.