El Arsenal jugaba a domicilio en la ida de octavos de final de la Europa League ante el Rennes en la tarde de jueves.

El equipo de Unai Emery tuvo un comienzo de partido perfecto. Un gol con fortuna de Alex Iwobi; su centro con rosca muy pasado fue dentro tras golpear en el poste en el minuto 4. Lucas Torreira puso a prueba al portero del Rennes poco después, y Alex Iwobi estuvo a punto de aumentar la ventaja con otro gran golpeo. Pero el equipo local, empujados por su afición, se metió de nuevo en el partido cuando Sokratis fue expulsado por doble amarilla. Bourigeaud golpeó la barrera a saque de falta, y mandó el rechace a la escuadra.

La segunda parte comenzó con el Rennes en ataque intentando sacar provecho de estar con un jugador más. Petr Cech tuvo que hacer paradas importantes para mantener el empate, pero el equipo local se adelantó tras un centro que dio en Monreal. Y a tan solo dos minutos del final, Saar cabeceó en el segundo palo para hacer el 3-1 para el equipo local. El Arsenal deberá darle la vuelta en el partido de vuelta en el Emirates Stadium.

El Arsenal se centra ya en su partido de Premier League el domingo ante el Manchester United.