El día de su presentación como nuevo entrenador del Arsenal fue apasionante para Unai Emery. Tras la rueda de prensa ante los periodistas, el entrenador de Hondarribia recorrió las instalaciones del espectacular Emirates Stadium, el hogar del Arsenal que desde ya es también el suyo.

Inaugurado en 2006, el Emirates es el tercer estadio más grande de Inglaterra, tras Old Trafford y Wembley, y el segundo más grande de Londres, tras el propio Wembley. Con una capacidad para más de 60.000 espectadores, fue construido para sustituir al mítico Highbury y cuenta con la máxima calificación de la UEFA.

Emery también tuvo tiempo en sus primeros días en Londres para visitar London Colney, la imponente Ciudad Deportiva del Arsenal que fue inaugurada en 1999 y que, entre otros, cuenta con diez campos de entrenamiento, un centro de rehabilitación y unas magníficas instalaciones cubiertas.